ESPACIO PROFESIONAL
CONTACTO

Protección del jabón de Alepo :

Desde 2011, el Jabón de Alepo beneficia de una protección de la indicación geográfica concedido por el Ministerio de Comercio Interior y Protección del Consumidor en Siria.


Esta protección cubre el origen geográfico del producto: el jabón de Alepo debe ser fabricado en Siria, en la ciudad de Alepo y su aglomeración.
Así que pronto se encontrará el logotipo de la protección (a la derecha) en nuestros jabones, garantía de jabón de Alepo de Siria genuina y tradicional.

Desde Diciembre de 2015 hasta Marzo de 2016, la nueva produción de jabón de Alepo en la jabonería NAJJAR en Alepo, Siria :




La fabricación del jabón de Alepo :





Fabrication du savon d'Alep   La empresa francesa NAJJAR está en activo desde hace más de 15 años en el sector de la cosmética natural, en calidad de fabricante y distribuidor. Distribuimos productos de tratamientos corporales principalmente elaborados con aceite de oliva, en concreto el jabón de Alepo, el famoso antepasado del jabón de Marsella. Este jabón, que llegó a Francia en la Edad Media (entorno al año 500-1500) de mano de los cruzados, hoy se elabora en Alepo, en el norte de Siria, utilizando un método tradicional y artesanal. Se compone únicamente de aceite de oliva y aceite de bayas de laurel.

SAS|NAJJAR tiene una sede social en Francia y dos lugares de fabricación en Siria: Contamos con una producción agrícola propia compuesta por 14 olivares. Actualmente tenemos contratos con los agricultores que mantienen nuestros más de 10.650 olivos. El valle de árboles de laurel se encuentra entre 2 cadenas montañosas cerca de la costa mediterránea junto a Masyaf. Estos cultivos están sujetos a nuestro compromiso con Ecocert.

SAS|NAJJAR en Siria cuenta con varios establecimientos que permiten la fabricación del jabón de Alepo:

> El molino de aceite: donde producimos los dos aceites indispensables en el jabón de Alepo, el aceite de oliva y el aceite de bayas de laurel. La recolección de las olivas y las bayas de laurel se realiza a mano entre los meses de agosto y octubre. Las bayas de laurel se preparan antes del prensado: Se sumergen en agua hirviendo para separar la pulpa del hueso (dado que el hueso de las bayas de laurel es tóxico), sólo se recupera la pulpa. A continuación, los aceites se prensan una única vez mediante un procedimiento hidráulico, un primer prensado totalmente en frío para conservar todas sus propiedades.

> La fábrica de jabón: para la saponificación y fabricación de los jabones duros tradicionales en 200 g, el secado (9 meses) y la limpieza de los jabones (consultar las etapas de fabricación a continuación).

> Un establecimiento de 2400 m2: para la fabricación de los productos líquidos (jabón, gel de ducha, champú, detergente) y jabones duros prensados (pastillas de jabón perfumadas: rosa, jazmín, comino negro, etc.) el embalaje, el envasado, el etiquetado y el almacenamiento de los productos. La infraestructura en Siria fabrica, embala, almacena y expide directamente los productos a la empresa SAS|NAJJAR en Villeurbanne. Recibimos en nuestro almacén de Francia una media de 3 contenedores cada 4 meses.

Producimos nuestras propias materias primas, lo cual es una garantía real del contenido de los productos cosméticos ofertados por la marca Najel. Estamos totalmente especializados en el procedimiento de fabricación.

Las diferentes fases de fabricación del jabón de Alepo siguen un método artesanal basado en una receta ancestral, fundamental para la calidad de nuestros jabones:

1. Desde hace siglos, de finales de noviembre a finales de febrero, la elaboración del primer jabón duro del mundo se repite siguiendo un proceso inmutable. La saponificación comienza calentando el agua y la sosa (hidróxido de sodio NaOH) en un enorme caldero (1) hasta una temperatura determinada. Incorporamos el aceite de oliva y lo dejamos calentar durante 12 horas, a continuación, dejamos reposar. Una de nuestras mayores ventajas es que aplicamos el calor mediante destilación a vapor y por tanto podemos controlar la temperatura. Si es demasiado elevada, se perderían todas las propiedades de los aceites.

2. Al día siguiente, calentamos el contenido del caldero, mezclándolo todo e incorporando el aceite de bayas de laurel (previamente filtrado).

3. A continuación, todo el preparado se enjuaga varias veces con agua templada para eliminar cualquier resto de sosa cáustica (sodio). Después el agua del caldero se retira y posteriormente se recicla. Estas etapas forman parte del proceso de saponificación: es la reacción química natural entre los aceites y el hidróxido de sodio que transforma el aceite en molécula de jabón (2).

4. La pasta de jabón obtenida se extiende en una especie de estanque y se alisa la superficie (3). Una vez solidificada, se corta manualmente en bloques de jabón (4). A continuación, cada jabón se estampa a mano con el logo de Najel (5 y 6).

5. Después los jabones se apilan poco a poco sobre pallets separados según su porcentaje de aceite de bayas de laurel (7) y, a continuación, se introducen en sótanos ventilados y protegidos del sol. Entonces comienza el proceso de secado con una duración de 9 meses. Durante dicho tiempo, la superficie de los jabones se oxida y adquiere un color marrón amarillento, pero conservan el color verde oliva en su interior (8).

El jabón de Alepo es un producto auténtico y natural sin colorantes, sin aromas sintéticos, sin aceite de palma ni conservantes, conocido en el mundo entero.